Desnudando la paleo (V): Los antinutrientes

Uno de los pilares básicos de la dieta paleolítica es evitar los antinutrientes. En su libro, Loren Cordain habla de ciertos alimentos que contienen proteínas con capacidad de deteriorar diversas funciones de nuestro organismo.

20131215-011703.jpg
La gliadina, una parte del gluten de los cereales, provoca alteraciones de la permeabilidad del intestino (imagina agujeros en una manguera) que provocan el “escape” de sustancias perjudiciales a la circulación con los efectos negativos que ello produce. Otras proteínas como la caseína de la leche, el gluten, o proteínas presentes en las legumbres, especialmente en la soja, son capaces de provocar reacciones inmunológicas o alérgicas.

Las proteínas inmunogénicas provocan inflamación sin necesidad de la mediación de IgE ni la presencia de cuadros alérgicos severos; las proteínas alergénicas provocan reacciones alérgicas como erupciones, síntomas respiratorios o incluso shock anafiláctico.

No obstante, no todo el mundo es reactivo a estas proteínas. Una persona tolerante a todas las formas de gluten podría plantearse el consumo de cereales sin problemas. Sin embargo, y como argumento a favor del enfoque ancestral, hay grupos de alimentos mucho más densos en nutrientes capaces de aportarnos más de todo en la misma cantidad de calorías: carnes sin procesar, verduras, frutas y tubérculos. Además, la fibra presente en estos alimentos dispara los mecanismos de saciedad y evita el sobreconsumo de calorías. En las tablas nutricionales los cereales están próximos a la comida basura en la mayoría de nutrientes, ¿por qué consumirlos cuando las alternativas nos ofrecen un perfil mucho más nutritivo?

Ácido fítico y fitatos

20131215-023526.jpg
Uno de los antinutrientes propuestos por el Dr. Cordain presente en cereales y legumbres es el ácido fítico y sus derivados fitatos. Según el Dr. Cordain los fitatos serían capaces de “secuestrar” minerales de nuestro organismo, principalmente hierro, al unirse a ellos e impedir su absorción. Esto no ocurre así. Los fitatos ya se hayan unidos al hierro en el alimento incluso antes de ser consumido. Este hierro unido al fitato no podrá ser absorbido. El único problema es que la cantidad de hierro indicada para ese alimento no será igual que la que se pueda asimilar realmente. Además, muchos de los alimentos defendidos por la dieta paleo son ricos en ácido fítico, por ejemplo las verduras de hoja verde. Existen formas de preparar estos alimentos para reducir el ácido fítico como es el remojarlos en agua por un tiempo (imbibición) o la germinación. Sin embargo la forma más efectiva es la fermentación, motivo por el cual el hierro procedente de este proceso es más biodisponible.

20131215-023632.jpg

Las patatas y las saponinas

La dieta paleolítica clásica excluye las patatas, en especial su piel, de la lista de alimentos permitidos. El argumento es la presencia de saponinas o glucoalcaloides. Estas saponinas son acusadas de provocar aumento de la permeabilidad intestinal (recuerda los agujeros en la manguera) con la miriada de problemas que eso conlleva. El problema es que esas acusaciones se basan en estudios in vitro y en ratones con enfermedad intestinal a los que se les daba piel de patata frita en aceite vegetal. No hay estudios en humanos que demuestren esta toxicidad de las saponinas. De hecho es de esperar que en la cooncentración que se encuentran en la piel de la patata, sean completamente digeridas antes de poder ejercer ninguna acción nociva. En cualquier caso es curioso que sólo haya una especie de patata que presenta saponinas en su pulpa y es la Snowden. Este tipo de patata no se encuentra en las tiendas y sólo es utilizado en la industria para la elaboración de snacks de patatas fritas al freirlas en aceites vegetales.

20131215-024253.jpg
No obstante, existen personas intolerantes o alérgicas a las solanáceas (patata, pimiento, berenjena, tomate…) que no deben consumir patata por motivos muy distintos.

Saponinas y aminoglutininas

20131215-024804.jpg
Los defensores de la dieta paleo atribuyen efectos realmente tóxicos a un grupo de sustancias llamado lectinas. Estas sustancias se encuentran fundamentalmente en los cereales y legumbres, siendo las más estudiadas las aglutininas. Llegados a este punto nos encontramos con dos características fundamentales. El primero es que no podemos generalizar entre todos los tipos de lectinas porque cada una tiene un comportamiento diferente. El segundo es que la mayoría de lectinas se inactivan con el calor (cocción) y con la digestión. Sólo el consumo en crudo de los cereales o algunas pocas lectinas resistentes al calor o la digestión podrían provocar problemas significativos. La más característica de estas lectinas es la del cacahuete, que además es muy alergénica.

Los lácteos

20131215-024357.jpg
Aunque este es un tema que merece un artículo aparte, me gustaría mencionar algunas particularidades para completar esta serie sobre antinutrientes. Clásicamente la dieta paleo ha proscrito todoslos tipo de lácteos. Sin embargo ahora se trata de una “zona gris”, dependiente de la procedencia de pastoreo o establo del lácteo, su procesamiento posterior y de la tolerancia individual.

La mayoría de los individuos intolerantes o alérgicos a los lácteos lo son a la caseína (proteína) o bien a la lactosa (glúcido). Estas personas experimentarán inflamación o reacciones alérgicas con el consumo de alguno de estos componentes. Sin embargo no todos los lácteos contienen ambos componentes. Los lácteos fermentados (yogur, cuajada, queso…) prácticamente no contienen lactosa al igual que la mantequilla que está compuesta de grasa y caseína. La nata contiene cierta cantidad de lactosa. Sin embargo la caseína se encuentra en prácticamente todos los lácteos a excepción del suero y el ghee o mantequilla clarificada. Conociendo lo anterior esc posible distinguir el componente de la leche causante de la intolerancia en cada caso y personalizar la intervención.

Para acabar quiero citar la repuesta del Dr. Matt Lalonde a uno de los argumentos más absurdos y más frecuentemente utilizados en contra del consumo de lácteos:

– Argumento anti-lácteo: La leche no es buena porque el hombre es el único animal que se alimenta de la leche de otro animal.
– Dr. Matt Lalonde: Tampoco existe ningún animal que cocine sus alimentos…

Anuncios

3 comentarios en “Desnudando la paleo (V): Los antinutrientes

  1. Pingback: ¿Qué pasa con los carbohidratos? | Medicina Deportiva Funcional

  2. buenisima explicacion acerca de este estilo de vida que he intentado seguir y es practicamente imposible, ademas muchos de ellos proponen el consumo de todo ecológico,
    Si comprase todo ecologico seria la ruina para mi familia,ademas como fiarte que es 100% eco?
    Gran blog

  3. Hola, me gustaría saber que opinión tienes acerca de estudios que supuestamente demuestran que una dieta con alto contenido de arroz integral impide la buena absorción de minerales y proteinas en comparación con una dieta a base de arroz blanco. Estudios:
    1. http://astp.jst.go.jp/modules/search/index.php?page=DocumentDetail&journalId=0301-4800_33_3_Effects+of+brown+rice+on+apparent+digestibility+and+balance+of+nutrients+in+young+men+on+low+protein+diets._N%2FA
    2. http://eurekamag.com/research/014/243/014243041.php

    No soy defensor de la dieta paleo pero muchos de estos estudios me generan dudas. En otro artículo señalabas que en todo caso no es necesario tomar cereales integrales porque todos sus nutrientes se encuentran en otros productos. Asi es, pero a veces es muy complicado obtenerlos, el contenido en fibra del arroz integral es muy superior al de otros vegetales. Al mismo tiempo con su consumo se evita tener que tomar otros productos como carnes rojas no ecológicas, con antibióticos, hormonas, grasas saturadas y alto contenido en omega 6 (Es por esto que muchos dicen tomar solo lo ecológico pero como bien dice el comentario anterior son muy caras y complicadas de encontrar aún, por lo que me imagino que la mayoría de los que siguen esta dieta se saltan esta recomendación).

    Muchas gracias por tus artículos. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s