En breve: ALCOHOL e HIPERTROFIA.

Pues parece ser que el alcohol inhibe los mecanismos anábolicos moleculares de mTOR y los mediados por IGF pero no afecta la testosterona hasta las 5-6 cervezas en un deportista de 70 kg. En las mujeres parece que ocurre al contrario! El cortisol se eleva en ambos géneros como respuesta a la situación de estrés que suele acompañar al alcohol.

En conclusión, no parece que el etanol sea una ayuda ergogénica (por mucho que se empeñen con la cerveza) y en todo caso podría interferir en los procesos anabólicos postejercicio.shutterstock178295867


Referencia: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4056249/ (Nutrition & Metabolism)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s