¿SIRVE LA FISIOLOGÍA DEL DEPORTE QUE CONOCEMOS PARA EL CROSSFIT?

Umbral aeróbico, anaeróbico, consumo máximo de oxígeno, lactato… ¿Tienen aplicación en CrossFit?

Los que me conocen saben que llevo varios años dudando de la fiabilidad de usar los conocimientos clásicos de fisiología del deporte en el entrenamiento CrossFit. Soy Especialista en Medicina del Deporte y desde el primer día de especialidad, pude comprobar que la inmensa mayoría de estudios y libros en los que se basa la fisiología del ejercicio están realizados en corredores de fondo (rara vez en velocistas), en ciclistas y ocasionalmente en nadadores o remeros. De hecho, las pruebas de laboratorio diseñadas para medir la mayoría de los parámetros que presuntamente predicen el rendimiento se realizan en cinta ergométrica o en bicicleta. Y digo presuntamente de manera deliberada.

NRunning-Image-9o voy a entrar en el porqué de esta obsesión por los deportes de “fondo” (aunque sospecho que la mayoría de fisiólogos destacados del esfuerzo fueron apasionados de la carrera o el ciclismo), pero debemos preguntarnos si realmente podemos aplicar estos conocimientos al resto de deportes. Cuando tratamos con deportes de equipo estos parámetros comienzan a no correlacionarse claramente con el ejercicio. Y en concreto en deportes de características tan singulares como el CrossFit la capacidad predictiva de estos parámetros baja ostensiblemente.

Con todo lo anterior quiero decir que las mediciones clásicas de la potencia y capacidad aeróbicas, el umbral anaeróbico, aeróbico, el umbral del lactato (no voy a entrar en esto porque no creo en absoluto en el lactato y sería motivo de otro artículo –artículo de Octavio Pérez-)… no pueden ser utilizadas para predecir con precisión el rendimiento en CrossFit.

Sin embargo, las mediciones de fuerza corporal parece que sí que pueden predecir mejor el rendimiento en la mayoría de entrenamientos.

Ya en uno de los primeros artículos del CrossFit Journal, Greg Glassman reflexionaba sobre el mejor rendimiento en la mayoría de entrenamientos de los deportistas que procedían de disciplinas de “fuerza” frente a “especialistas en resistencia aeróbica”.

Recientemente, un artículo del Journal of Sports Medicine1, compara diferentes tests de laboratorio (VO2max, umbral anaeróbico, potencia y capacidad anaeróbicos) con el rendimiento en determinados entrenamientos de CrossFit (Fran, Grace, Cindy y CrossFit Total). Las conclusiones mostraron que únicamente la fuerza corporal (medida a través de CrossFit Total) y en menor medida el umbral anaeróbico, se correlacionaban con el tiempo en Fran y Grace, mientras que el resto de parámetros no tenían relación con el rendimiento en estos wods. deadlift.jpg.662x0_q70_crop-scaleCuriosamente ningún parámetro se relacionó con el rendimiento en Cindy.

Y es que es realmente difícil poder diseñar pruebas de laboratorio capaces de determinar qué parámetros pueden predecir el rendimiento en un deporte en el que las tres vías metabólicas principales se solapan o alternan en todo entrenamiento, en que los grupos musculares utilizados son múltiples y sus sinergias continuas, en que las intensidades y volúmenes varían constantemente…

Conclusiones

  • La mejor manera de predecir el rendimiento en CrossFit es realizando la tarea en sí y repitiéndola periódicamente para comprobar su progresión. Los clásicos tests de laboratorio no tienen aplicación directa en este tipo de ejercicio (a excepción quizás de las mediciones de la fuerza y la potencia).
  • Todos los esfuerzos dirigidos a mejorar los parámetros convencionales de rendimiento (umbral aeróbico, acumulación de lactato, consumo de oxígeno máximo…) puede que no se correlacionen directamente con la mejora del rendimiento. En este grupo entran suplementos nutricionales orientados a “eliminar lactato”, dispositivos de hipoxia para mejorar los umbrales y todos aquellos dispositivos ideados en base a estos conceptos clásicos.
  • Los dispositivos de medición que se basan en ecuaciones de predicción “convencionales” para determinar el gasto calórico, incluso aquéllos incluidos en los relojes o teléfonos, es probable que no sean precisos a la hora de aplicar a deportes diferentes a aquellos en los que fueron desarrollados (carrera, marcha, ciclismo).
  • La importancia de la fuerza y de la eficiencia en la ejecución de los ejercicios es crucial en CrossFit. De ahí que la importancia de enseñar una correcta técnica no sea exclusivamente por su capacidad de evitar lesiones, sino por su efectividad en mejorar el rendimiento.
  • Los deportistas especializados en carrera y deportes “de fondo”, no tienen por qué destacar en CrossFit simplemente por el hecho de sus superiores parámetros fisiológicos (capacidad aeróbica, umbrales…) aunque el esfuerzo y el entrenamiento puede ponerlos al mismo nivel que el mejor.
  1. Open Access J Sports Med.2015 Jul 31;6:241-7. doi: 10.2147/OAJSM.S88265. eCollection 2015. Do physiological measures predict selected CrossFit(®) benchmark performance? Butcher SJ1Neyedly TJ2Horvey KJ3Benko CR4.

 

Anuncios

4 comentarios en “¿SIRVE LA FISIOLOGÍA DEL DEPORTE QUE CONOCEMOS PARA EL CROSSFIT?

  1. Pingback: ¿SIRVE LA FISIOLOGÍA DEL DEPORTE QUE CONOCEMOS PARA EL CROSSFIT? | entrenadorborrazás

  2. Hola Javier.

    Muy interesante el Blog y la web además de la iniciativa que habéis tenido en Crossfit ALC, enhorabuena. He leído el artículo y me ha parecido muy interesante. Me gustaría, si es posible, que me comentaras porqué no “crees” el lactato, ya que es algo curioso y que me ha chocado bastante.

    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s