¿Las grasas saturadas matan?

¿Las grasas saturadas matan?

8 de febrero de 2021 Desactivado Por javisoro

Hay pocas verdades absolutas en medicina. Pero si hay un campo en el que abundan es en el de la nutrición y el colesterol. Hemos crecido creyendo que comer grasas saturadas nos va a matar antes de tiempo. Pero esto no es en absoluto una de esas verdades irrefutables.

Hace varias décadas (¡eso es el siglo pasado!) aparecieron una serie de estudios que revolucionaron el mundo de la nutrición. Estos estudios promulgaban una teoría llamada “hipótesis de la dieta-corazón” (diet-heart hypotesis). Esta teoría concluía que el consumo de grasas saturadas aumentaba el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y la muerte. Se basaba en dos premisas muy sencillas para extraer esta conclusión:

Premisa 1:  El consumo de alimentos ricos en grasas saturadas aumenta el colesterol total y el LDL (“colesterol malo”).

Premisa 2: Los niveles elevados de colesterol total y LDL aumenta el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Conclusión: Luego el consumo de grasas saturadas aumenta el riesgo de morir por causas cardiovasculares.

Esta teoría continúa imperando en nuestros tiempos. Pero, aunque las premisas en las que se basa parecen ser ciertas, la conclusión nunca se ha respaldado suficientemente con la evidencia.

Por ejemplo, un metaanálisis de estudios publicado en 2010 (artículo1, figura 1) no encontró relación entre el consumo de grasas saturadas y el riesgo de accidente cardiovascular o cerebral. Otro estudio que siguió a 58.000 japoneses durante 14 años (artículo2) no solo no confirmó esa asociación, sino que comprobó una disminución del riesgo en los participantes que consumían más grasas saturadas.

Uno de los problemas en los estudios en que se basaba la hipótesis de la dieta-corazón fue la falta de análisis del total de la dieta de los participantes. Estos estudios no hacían distinción entre aquéllos con un consumo alta de grasas saturadas, comida basura, carbohidratos procesados… (dieta estándar occidental) y aquéllos en los que lo acompañaban con un consumo alto de verduras, alimentos ricos en nutrientes, no procesados (por ejemplo la dieta paleo). Esta puede ser la causa de sacar conclusiones equivocadas de estos estudios.

Para entenderlo mejor, os voy a poner un ejemplo de conclusión errónea basada en premisas verdaderas.

Premisa 1:  El consumo de helados se dispara durante el verano.

Premisa 2: En verano, el riesgo de morir atacado por un tiburón es más alto que el resto del año.

Conclusión: El consumo de helados aumenta el riesgo de morir atacado por un tiburón.

¿Crees que debemos prohibir los helados?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-1.png
 

¿Es siempre malo un aumento del colesterol?

Una de las consultas más frecuentes en algunos de mis pacientes cuando inician una dieta rica en alimentos reales como la paleo, es el aumento del colesterol que experimentan en sus analíticas. Estos mismos pacientes experimentan una dramática mejora en su salud, niveles más bajos de azúcar u de parámetros inflamatorios. Aún así consultan alarmados por el aumento del colesterol.

¿Pero este aumento es necesariamente un cambio negativo?

Recientemente se ha publicado un artículo3 en el que estudian esta pregunta. Los investgadores concluyen que el aumento de colesterol observado al adoptar una dieta alta en grasas saturadas en personas sanas es un “mecanismo normal y adaptativo para preservar la función celular óptima”, no un efecto patológico. Prometedor.

Como empezaba este artículo, hay muy pocas verdades absolutas en medicina. No podemos dogmatizar ni ésta ni las anteriores conclusiones sin más evidencias que las apoyen. Así que, seguiremos estudiando y os mantendré informado de los avances.

Bibliografía:

  1. Siri-Tarino PW, Sun Q, Hu FB, Krauss RM. Meta-analysis of prospective cohort studies evaluating the association of saturated fat with cardiovascular disease. Am J Clin Nutr. 2010 Mar;91(3):535-46. doi: 10.3945/ajcn.2009.27725. Epub 2010 Jan 13. PMID: 20071648; PMCID: PMC2824152.
  2. Yamagishi K, Iso H, Yatsuya H, Tanabe N, Date C, Kikuchi S, Yamamoto A, Inaba Y, Tamakoshi A; JACC Study Group. Dietary intake of saturated fatty acids and mortality from cardiovascular disease in Japanese: the Japan Collaborative Cohort Study for Evaluation of Cancer Risk (JACC) Study. Am J Clin Nutr. 2010 Oct;92(4):759-65. doi: 10.3945/ajcn.2009.29146. Epub 2010 Aug 4. PMID: 20685950.
  3. Zinöcker MK, Svendsen K, Dankel SN. The homeoviscous adaptation to dietary lipids (HADL) model explains controversies over saturated fat, cholesterol, and cardiovascular disease risk. Am J Clin Nutr. 2021 Jan 20:nqaa322. doi: 10.1093/ajcn/nqaa322. Epub ahead of print. PMID: 33471045.